El sector de intervención fundamental se centra en enfermos mentales crónicos, exdrogodependientes, personas con diagnóstico de patología dual, así como, personas que, encontrándose en la red de salud mental, presentan graves problemas de incorporación social y laboral, actuaciones que se llevan a cabo en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Murcia.

Este colectivo objeto de la intervención, se caracteriza por encontrarse históricamente desatendido por las actuaciones y políticas de integración laboral.
La gran mayoría de los enfermos mentales se encuentra en situación de desempleo, y aquellos que han accedido al mercado laboral tienen dificultades para mantener su puesto de trabajo. Por tanto, la integración laboral de los enfermos mentales es muy escasa, convirtiéndose en una “deuda histórica”, en uno de los grandes temas pendientes de la sociedad actual, tema que es necesario superar para luchar contra la marginación que sufre este numeroso colectivo y conseguir la promoción real de igualdad de oportunidades.